Consejos a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de viaje

Consejos a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de viaje

En este post te comparto algunos consejos a tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de viaje.

Descuentos viajeros Descuentos viajeros
¡En este post encontrarás descuentos para ahorrar en tu viaje!

Cuando empezamos a planear un viaje lo primero que solemos comprar son los pasajes, y dependiendo el destino y la fecha reservamos los hospedajes y los traslados y empezamos a averiguar las actividades que hay para hacer en los destinos. También tenemos que averiguar los requisitos de ingresos, ya sea visas o requisitos de salud (por ejemplo la vacuna contra la fiebre amarilla que se pide en algunos países). Y en estos momentos tan tecnológicos que vivimos solemos querer seguir estando comunicados en el destino y averiguamos algunos planes para seguir comunicados en el exterior. Ahora bien… ¿Qué pasa con el seguro de viaje? Muchos lectores me han preguntado si es obligatorio llevarlo, si vale la pena comprarlo, por qué, qué incluye, qué pasa sino lo uso, me suelen decir: «sólo me voy de vacaciones y nunca me enfermo» etc. Hoy voy a tratar de responderte algunas de estas preguntas.

¿Cuál es la diferencia entre seguro de viaje y asistencia al viajero?

  • La diferencia entre seguro y asistencia es que el primero cubre atenciones médicas solo por reembolso o solo por coordinación, dependiendo el seguro que se contrate. En cambio, las asistencias al viajero tienen ambas opciones, es decir, pueden coordinar estas asistencias médicas o bien el pasajero puede atenderse por su cuenta y luego se le reintegra lo gastado. Otra diferencia es que muchos seguros de viaje tienen cobertura solo en determinados países o continentes mientras la mayoría de las asistencias tienen coberturas mundiales.
  • Pero básicamente las dos son servicios de cobertura para incidentes que pudiera sufrir un viajero a lo largo de su viaje. Es decir desde asistencia médica, hasta cuestiones legales e incluso pérdida de equipaje.
  • Aclaraciones: Las coberturas en ambos casos suelen ser las mismas y es muy común que el público en general llame de igual manera a un seguro de viajero o a una asistencia al viajero sin hacer ninguna diferencia. En esta guía lo vamos a llamar de manera indistinta. Pero como ya explicamos, la diferencia está en el servicio.

¿Es realmente necesario contratar un seguro de viaje? ¿Por qué es tan importante contratar uno?

  • ¡Sin dudarlo te digo que sí! Obvio que me gustaría decirte que esa plata la podrías destinar a ir a museos o a comer en un rico restaurante u hospedarte en un mejor hotel pero te recuerdo que la salud siempre es lo más importante (estés donde estés) y más en un viaje que planeaste con tanto esfuerzo. No querrás que nada te lo arruine, ¿o sí?
  • Deberás saber que estando en el exterior el valor de cualquier atención médica, por mínima que sea, puede costarte muy caro y teniendo una asistencia internacional, esos costos estarían cubiertos (hasta cierto límite). ¿Sabías por ejemplo que una consulta médica en Europa puede tener un valor de € 150 a € 200 aumentando su valor un fin de semana o que colocarte un yeso en Estados Unidos puede costarte hasta los 3.000 dólares?
  • Viajando estamos experimentando cosas distintas todos los días, en lugares que no conocemos, viviendo experiencias nuevas, más allá de tomar todos los riesgos normales de la vida misma en la rutina diaria. Nadie está exento y libre de necesitar algún tipo de asistencia, y es importante estar preparado. Así te vayas al medio de la selva en Ecuador, a las comunidades rurales del norte de Vietnam, a una Work&Holidays en Nueva Zelanda, de luna de miel a Europa, de vacaciones a Brasil con tu familia o simplemente por una semana a un país vecino necesitás contar con la asistencia al viajero por todo lo nombrado anteriormente.
  • La intención no es asustarte ni mucho menos, pero sí ser conscientes de la importancia que tiene el viajar cubiertos con un seguro de viaje que nos respalde ante cualquier imprevisto. Me gusta pensarlo así: mejor tenerlo para no usarlo, que necesitarlo y no tenerlo (como el seguro de nuestra casa -una vez se incendió el dpto de mi abuela y no lo teníamos asegurado, salió carísimo- o nuestro auto o nuestra prepaga médica en argentina). Es tener la tranquilidad de saber que ante cualquier eventualidad vamos a estar protegidos.

¿Qué cubre un seguro de viaje?

  • Deberás saber que hay diferentes tipos de asistencia, algunas más completas que otras, y muchas empresas de seguro de viaje que la ofrecen. La cobertura normalmente es muy amplia. Van desde problemas de salud, medicamentos, asistencia legal, hasta pérdida de vuelos, de equipajes o de documentos. Pero significa básicamente asegurarse de que estemos en el país que estemos, habrá alguien disponible las 24 horas para ayudarnos ante cualquier eventualidad.
  • Cuando uno recibe la póliza que contrató, aparece una lista con todos los ítems para los que se está cubierto y cuál es el monto que cubre en cada caso. Obviamente recomiendo que antes de adquirirla deberías comparar entre las distintas opciones a ver qué se te ofrece y por qué valores y para eso no hay mejor opción que utilizar un comparador de servicios y precios en lugar de recorrer y leer el sitio web de cada empresa (más adelante te explico bien cómo usarlo)

Pero en rasgos generales los ítems que la mayoría de los seguros de viaje cubren son:

  • Asistencia médica: Si te enfermás durante tu viaje contarás con asistencia médica las 24 hs donde te acercan a la red de profesionales y establecimientos sanitarios estés donde estés.
  • Asistencia médica por accidente
  • Medicamentos: Si te recetaron medicamentos y tuviste que comprarlos, podés guardar los comprobantes, recetas y luego realizar el proceso de reintegro. Otras asistencias están cubiertos por el mismo seguro y nos ahorramos los trámites una vez en casa.
  • Asistencia Médica por enfermedad preexistente: El objetivo es ayudarte a superar la emergencia hasta el tope de cobertura contratado para cada plan.
  • Emergencia Dental: Si bien aconsejo siempre antes de un viaje (sobre todo si es largo) hacer una consulta previa con un odontólogo, los imprevistos dentales suelen ser una causa muy común en los viajes. Los seguros de viaje se suelen hacer cargo de los gastos derivados de una urgencia odontológica a raíz de dolor, trauma, accidente o infección de una pieza dentaria así como también de su extracción.
  • Localización de Equipaje: Este es uno de los grandes riesgos al viajar (por suerte nunca me pasó) pero si llegara a pasarte te ayudarán a localizarlo. Y en el caso de que la línea aérea te notifique pérdida definitiva te indemnizarán por el extravío hasta el monto máximo indicado en tu cobertura.
  • Asistencia en extravío y robo de documentos: Si bien debés realizar la denuncia correspondiente por el extravío o robo y comunicarte lo antes posible, te asesorarán sobre los procedimientos a seguir en el destino.
  • Asistencia legal: Así como no estamos libres de necesitar asistencia médica, tampoco estamos libres de necesitar asistencia legal (recordá que los sistemas legales son muy distintos alrededor del mundo y que lo que puede ser legal en tu país puede no serlo en otro lugar)
  • Repatriación Funeraria: Se tratan de los costos del féretro, trámites administrativos y el traslado hasta aeropuerto de ingreso al país de residencia permanente del beneficiario.
  • Repatriación Sanitaria en caso de enfermedad o accidente: Si tuviste un accidente o enfermedad durante tu viaje se te repatriará hasta tu país de residencia habitual acompañado de un médico o enfermera si correspondiese.
  • Traslado de familiar por tu hospitalización: En muchas agencias si viajaste solo y estás hospitalizado en el extranjero por más de 10 días, asumirán por reembolso el costo de un ticket aéreo para el traslado de un familiar directo para que te acompañe durante dicho período. Tener en cuenta que lo que está cubierto es solo el aéreo del familiar, no la estadía. La cláusula de gastos de hotel para un familiar acompañante casi nunca está incluida.
  • Repatriación administrativa: En caso de que seas deportado por motivos que no sean delictivos y/o ilegales se asume la penalidad del ticket aéreo de regreso a tu país de residencia habitual.

Hay que prestarle bien atención a cada ítem y si bien desearía que nunca usen la repatriación sanitaria y la repatriación funeraria lamentablemente hay que tenerlos en cuenta. Más allá del dolor que nos puede causar, el valor de esta clase de servicios puede costarnos una fortuna. En rasgos generales lo importante es tener una idea de lo que te cubre para entender mejor qué es lo que se puede esperar de un servicio de asistencia al viajero y leer las condiciones generales (sí, suele ser un plomo!)  ya que cada compañía tiene sus propias cláusulas,  exclusiones, y diferentes procesos a la hora de actuar o brindar la cobertura.

¿Qué cosas no cubren los seguros de viajes?

  • Hay que leer bien la letra chica y conocer también cuáles son las cosas que no cubren. En su mayoría son: situaciones relacionadas a protestas, huelgas o tumultos, daños o faltantes parciales en el equipaje, situaciones relacionadas con el alcohol y las drogas, prótesis, enfermedades endémicas o epidémicas, enfermedades de transmisión sexual, estado de embarazo, y enfermedades mentales.

¿En qué países necesitamos un seguro de viaje de forma obligatoria?

Además de que como ya mencioné anteriormente que es indispensable contar con un seguro de viaje, deberás saber que en ciertos lugares contar con uno es OBLIGATORIO.

Europa

  • Desde mediados de los 90 el seguro de viaje para ingresar a la Unión Europa es obligatorio. Este requisito obliga a todo no europeo a ingresar al territorio Schengen solo si tiene un seguro de viaje o asistencia al viajero de € 30.000 de cobertura médica por enfermedad o accidente y otros € 30.000 en repatriaciones sanitarias y funerarias, no puede tener franquicias ni deducibles (*) y debe ser válido durante toda la duración de tu viaje.
  • Es bien simple, si vas a viajar a Europa tenés que ir con asistencia al viajero. Si bien me han preguntado si te lo piden al entrar, la respuesta es que puede que no (nunca me lo pidieron) o puede que sí pero no importa ya que no deja de ser obligatorio.  
  • Aclaración: También hay que tener en cuenta que a pesar de no ser obligatorio para ciudadanos europeos (por ejemplo si tenés la ciudadanía italiana o española que es bastante común) en la UE no tenés cobertura si no sos residente. Por lo cual, un argentino con pasaporte europeo no está obligado a tener seguro pero si le pasa algo NO tiene la cobertura que tienen los ciudadanos residentes en la UE.

Aclaración: (*) Un deducible es un monto fijo que sí o sí tendremos que abonar en caso de utilizar la cobertura ante cualquier eventualidad. Este monto no es reembolsable y además deberás abonarlo cada vez que lo tengas que usar. Los deducibles suelen rondar los 300 dólares o 200 euros. Siempre conviene más viajar con una cobertura sin franquicia.

El Territorio Schengen  lo conforman los siguientes países: Italia, Alemania, España, Portugal, Francia, Bélgica, Dinamarca, Holanda, Grecia, Republica Checa, Austria, Lituania, Polonia, Suecia, Finlandia, Luxemburgo, Suiza, Noruega, Eslovenia, Hungría, Letonia, República Eslovaca, Liechtenstein, Estonia, Islandia y Malta.

Cuba, China e Irán

  • Para viajar a estos países el seguro de viaje es obligatorio, así como tu visado.

Estados Unidos

  • En este caso no es obligatorio pero recordá que en este país, por ejemplo, cualquier atención médica que puedas necesitar puede costarte carísima. Si estás planeando viajar a USA por turismo o por Work and Holiday pensá que si necesitás asistencia por un dolor eventual puede tener un valor de USD 200 a USD 300 e ingresar a emergencias unos USD 1.000.

Work and Holiday de varios países

  • Si tenés pensado realizar una experiencia de Work and Holiday en alguno de estos países la asistencia al viajero es obligatoria: Australia, Nueva Zelanda, Alemania, Dinamarca, Francia, Irlanda, Alemania y Sudáfrica.  La mayoría pide que tenga una cobertura de igual o mayor de € 30.000. Para estos casos se recomiendan los planes de larga estadía donde podés adquirir tu asistencia hasta por 2 años.
  • Lo mismo para los viajes de estudio.

¿Cómo funciona el seguro de viaje?

Es un procedimiento muy sencillo. Luego de tener contratada la cobertura (sea el plan que sea y la aseguradora que sea) cuando estés viajando y te sucede algún incidente lo primero que tenés que hacer es comunicarte por cualquiera de los medios que figuran en el voucher que te dan (es muy importante llevar el papel o tenerlo digitalizado) o hacerlo a través del sitio web del prestador del seguro que figuran los datos de contacto. Inmediatamente un asesor se pondrá a tu disposición para resolver tu problema.

Lo más probable es que te pregunten qué problema tenés, tus datos personales y luego actúen en consecuencia según tu caso. Como consejo te recomiendo que llames a la empresa antes de ir a cualquier centro de salud (en la medida que sea posible) ya que si uno llama por teléfono y describe los síntomas,  la compañía coordina la atención y de esta forma es la aseguradora la que se hace cargo de los gastos en forma directa y no a través de reintegros.

En lo personal tuve ambas situaciones. La primera vez que lo usé con una amiga (en realidad lo usó ella pero la acompañé y presencié todo el proceso) fue en Sydney en el 2010 bajo la modalidad de reintegro. Fuimos al hospital porque ella se sentía muy mal (ella era diabética desde niña) y se descomponía seguido así que le hicieron muchos estudios y finalmente la aseguradora (Assist Card) con todos los comprobantes de la tarjeta de crédito le reintegró el dinero al llegar a Argentina.

La otra vez que usé un seguro de viaje (esta vez para mí) fue en el 2015 en Brasil. Fue mi primer viaje sola y cual ley de murphy la tuve que usar! No solo eso, sino que pasé mi cumpleaños en reposo. El día anterior me había despertado sobresaltada porque había sentido la pierna acalambrada, quise levantarme y casi me caigo. Lo primero que pensé fue que me había quedado paralítica o que bueno, no sé, era parte de un sueño. Pero me pellizqué el brazo y dolió, estaba sucediendo de verdad. Miré mi rodilla izquierda. Estaba rígida y muy hinchada. Intenté flexionarla pero fue imposible, no respondía. Dolía bastante. Después de unas averiguaciones correspondientes con amigos por whatsapp -porque claro está que soy cero deporte y jamás tuve una lesión- recibí los 28 años en Buzios, en reposo. Como la rodilla seguía inflamada e inmovilizada decidí llamar a la aseguradora (en ese momento también había contratado Assist Card) que me mandó un médico al hotel que me inyectó unos analgésicos (tenía líquido en la rodilla porque había hecho mucho esfuerzo en un trekking), me dio medicamentos para el dolor y me indicó tres días de reposo ya que mi viaje largo seguía y debía mejorarme bien. No pagué nada de nada. Si querés conocer más en detalle sobre mi experiencia usando un seguro de viaje hacé click acá.

Como ya mencioné anteriormente puede ser que no te pase nada. Yo misma hice decenas viajes en los que no me pasó absolutamente nada y no tuve que usar el seguro (he contratado también Assisto y Universal Assistance pero sin usarlo), pero cuando me pasó y lo necesité sino lo hubiera tenido no hubiese podido hacer frente a esos gastos. También es verdad que en algunos países podemos recurrir a la atención en los hospitales públicos, pero también es cierto que en muchos otros no podemos hacerlo o que el servicio es muy precario. Además, no olvides que una cosa es tener algún problema sencillo, que se cura con reposo y algún remedio, y otra cosa es tener alguna complicación más grave.

¿Cuánto cuesta tratarse en el extranjero?

  • Para realizar esta guía investigué y consulté con varias asistencias de viaje para que me informen mejor sobre algunos precios de referencia.
  • Los mayores motivos de atención en el extranjero por parte de los viajeros son gripe/resfrío, una operación por apendicitis, alguna urgencia odontológica, alguna intoxicación por comida, una colocación de yeso y una resonancia magnética.
  • Nadie está exento de un resfrío o una gripe por cambios de temperatura o a una colocación de yeso gracias a un golpe o caída haciendo trekking o tener un imprevisto con una muela de juicio. También nos puede pasar que al probar distintos platos típicos de los lugares que visitamos algún alimento esté en mal estado o simplemente al no estar acostumbrados a algún ingrediente, nos puede caer mal.
  • Comparto algunos precios de referencia:
    • En el Sudeste Asiático una consulta médica ronda los USD 60, ingresar a Urgencias en Bangkok USD 500 y ser hospitalizado hasta USD 6.000.
    • En Cuba ir a Emergencias puede generarte un gasto de USD 500 y una consulta médica USD 100.
    • Colocarte un yeso en América Latina puede costar unos USD 200 mientras que en Estados Unidos puede costarte hasta USD 3000. Sin dudas, enfermarse en Estados Unidos es muy costoso, es el destino más caro si necesitás asistencia médica por lo que recomiendo contratar una sí o sí, aunque no sea obligatoria como en Europa. Además el valor actual del dólar profundiza los costos acerca de la necesidad de viajar con asistencia.

Distintos tipos de seguro de viaje 

Una cosa a tener en cuenta es que hay distintos tipo de seguro de viaje, al igual que distintos tipos de viajer@s. Incluso una misma aseguradora puede tener distintos planes (o upgrade) que se adecúan a varios perfiles de clientes o, mejor dicho estilos de viaje. Por ejemplo no es lo mismo un mochilero, que un cliente que viaja por negocios, que una viajera embarazada o un deportista o un joven que va por un intercambio estudiantil. Los más comunes son:

  • Viajes de larga estadía: Se tratan de los típicos viajes de Work & Holidays donde vas a estar fuera del país por períodos de entre 3 meses y un año. La mayoría de las empresas ofrecen este plan de larga estadía y a través del cotizador online, al ingresarle las fechas por períodos prolongados, automáticamente te informará sobre los planes que se ajustan a esta modalidad. La mayoría tiene un año de tiempo máximo por el que se puede contratar la cobertura. Luego de este plazo, hay que renovar el seguro. También es muy recomendable para los viajeros independientes que viajan al sudeste asiático por varios meses.
  • Nómades digitales: Para aquellos que son nómades digitales y viven y trabajan viajando o desde cualquier lugar que tengan internet hoy en día existe una muy buena opción: SafetyWing. Es una solución para aquellas personas donde los tiempos fuera de sus países de origen son a veces mucho más prolongados que un año. Se trata de un seguro flexible que funciona como una suscripción de Netflix (vos elegís cuando lo contratás y lo cancelás cuando querés, y se paga mes a mes). Tienen un plan que cuesta U$37 cada 4 semanas (ojo que en USA es más caro). Está disponible para comprarlo en 180 países y puede ser comprado mientras estás viajando. Otro de los muchos beneficios que tiene SafetyWing, es que si por ejemplo sos argentino y vivís en Italia, estarás cubierto con este seguro médico de viajes en Italia pero cuando vuelvas de visita a Argentina también (por un máximo de 30 días por cada periodo de 90 días). Otro beneficio es que podés incluir hasta un niño (de hasta 10 años) por adulto sin costo alguno. Es el primer producto de seguros construido específicamente para nómadas, por nómadas.
  • Viajeros frecuentes: Esta es la mejor opción si durante un año vas a estar yendo y viniendo muchas veces. Esta opción se la suele llamar Multiviaje y en el término de un año podés realizar varios viajes con un límite de días por viaje, los cuales pueden ser, por ejemplo: 30, 60 o 90 días. Esta opción será más económica que contratar un seguro para cada oportunidad y por ende se ahorra mucho dinero. Dependiendo de los destinos, será también el precio de la cobertura.
  • Deportistas: Hay planes específicos si tu idea de viaje es ir a practicar algún deporte. Podría ser surf, trekking, deportes de equipo, artes marciales, snowboard, buceo recreativo o cualquier otro deporte donde las chances de lesionarte o tener algún accidente son mayores. Tené en cuenta que las aseguradoras no cubren ningún tipo de deporte profesional, únicamente amateur, es decir como actividades aficionadas.
  • Cobertura tecnológica: Esta es una excelente opción para quienes viajan por trabajo  y en su checklist no puede faltar algunas de sus herramientas de trabajo actuales como pueden ser notebooks, cámaras fotográficas, tablets o lectores de libros electrónicos. Hoy en día incluso hasta muchos viajeros los llevan en sus vacaciones. Si agregas esta modalidad a tu seguro, los dispositivos estarán protegidos tanto si te pierden el equipaje (previa denuncia con la aerolínea) como si se te rompen o si te lo roban.
  •  Embarazadas: Si bien los montos por los que te cubren suelen ser altos, viajar embarazada sin una cobertura para embarazadas, no te cubrirá para incidencias devenidas del propio embarazo.
  • Seguro para grupo familiar: En este tipo de casos, las coberturas rigen para todos los integrantes del grupo familiar y suelen tener grandes descuentos.
  • Asistencia para viajeros con enfermedades crónicas preexistentes: Las enfermedades preexistentes (diabetes, hipertensión) son aquellas enfermedades que están en el pasajero antes de comenzar el viaje. Con este upgrade, los montos de cobertura se extienden y es una opción ideal para viajar tranquilo y cubierto para incidentes que son consecuencia de alguna enfermedad preexistente ya que sin este tipo de cobertura, no estarías cubierto para esos casos. Tener en cuenta que en general, las coberturas que ofrecen las tarjetas de crédito no cubren este tipo de condición por lo que si tenés alguna enfermedad que puede considerarse preexistente te recomiendo que lo contrates. Además siempre se aconseja hacerse un chequeo médico antes de viajar para enterarnos si tenemos algo con anticipación, sobre todo para viajes largos o cuando se trata de pasajeros de edad avanzada.
  • Cobertura con cancelación: Muchas veces los viajes pueden cancelarse antes de iniciarlos. Si bien siempre deseamos que nuestro viaje salga lo mejor posible, puede ser que existan algunos factores externos como el mal clima, o la pérdida de equipaje que nos pueden generar algunos inconvenientes. Y también puede pasar que algo inesperado nos ocurra durante el viaje o antes del viaje. Lamentablemente muchas veces los viajes pueden cancelarse antes de emprenderlos por cuestiones que, en la mayoría de los casos, no dependen de nosotros mismos sino de una situación particular que ocurre luego de la compra de los tickets, reservas de hoteles, paquetes, actividades, alquiler de auto, etc. ¿Y qué ocurre entonces? Por lo general, cuando suceden estas eventualidades, los viajeros quedamos a descubierto y la mayoría de las veces perdemos lo que habíamos abonado o gran parte de ello. Los Upgrade de Cancelación, sirven justamente para estos casos que se complementa a la Asistencia al Viajero. Con un seguro de cancelación, si lamentablemente tu viaje no se concreta, se te reintegra tu dinero gastado para tal fin. Hay 2 tipos de seguros de este tipo: de cancelación de viaje (por cualquier causa) o de cancelación de vuelos. En el primer caso se te reintegra todo y en el segundo solo lo que hayas pagado por los aéreos. Además lo podés comprar como seguro aparte o como adicional a tu seguro estándar.

 Claves para contratar un seguro de viaje 

  • Primero te recomiendo que antes de comprar un seguro de viaje, revises previamente si con tu tarjeta de crédito te ofrecen alguna cobertura sin cargo. No te olvides de verificar qué incluye (y qué no) y cuál es el monto del seguro.
  • Los factores más importantes a la hora de elegir tu asistencia al viajero es que sepas bien si el destino al que vas tiene algún requerimiento específico o qué tan costosas son las atenciones médicas en el lugar. Por ejemplo, en países como Estados Unidos o Canadá suele ser elevado. Por lo tanto, para viajar a estos países deberemos adquirir un seguro de viaje que incluya una amplia cobertura sanitaria, tanto en servicios como en gastos. Un importe menor a 100.000 € no te será suficiente en caso de que te pase algo grave. Para estos dos países te recomiendo que la cobertura sea superior a 500.000 €. También debemos tener en cuenta si presentamos una enfermedad preexistente, vamos a hacer algún deporte o deseamos cubrir nuestros objetos de valor. A la hora de elegir y contratar tu seguro de viaje es imprescindible que sea adecuado al tipo de viaje que vas a hacer. En todos los viajes existen riesgos pero estos riesgos varían dependiendo de cada persona, estilo de viaje y destino.
  • Aunque de entrada podés pensar lo contrario y que es muy caro, el coste de un seguro de viaje es ridículo teniendo en cuenta los riesgos que te cubre.
  • Si viajas en muchas ocasiones a lo largo del año, cabe contemplar la contratación de un seguro de viaje anual que te cubra durante los 365 días del año, y de esta forma te evitas tener que contratar el seguro en cada caso. Es una cuestión de hacer números para comprobar si vale la pena.
  • Pensar que contratar un seguro de viaje es solo para largas estadías en el extranjero es un error que solemos cometer. Además tené en cuenta que los precios son por duración, así que para viajes cortos el precio no será excesivo.
  • Recomiendo saber por adelantado si en caso de necesitar asistencia la empresa se encarga de todos los pagos, o si al revés tenemos que adelantar el dinero que nos vendrá reembolsado una vez de vuelta a Argentina a través de reintegros. Mi consejo es que es mejor que se hagan cargo ellos de todo ya que luego puede ser estresante buscar cada comprobante para enviar a la aseguradora y muchos trámites burocráticos pero es una cuestión personal.
  • Un buen seguro médico internacional debe incluir MINIMO: Alta cobertura en tratamiento médico (No escatimes en gastos cuando se refiere en cobertura de tratamiento médico, muchas empresas intentan ofrecerte el seguro de viajero más barato reduciendo la cobertura médica pero no sabes qué puede sucederte en el extranjero) evacuación de emergencia y repatriación de restos (Si bien ojalá nunca lo tengas que usar y es horrible hablar de la muerte, es una posibilidad y no hay nada peor que estar en un país extranjero y que tus familiares no puedan recuperar tus restos debido al costo) La repatriación de restos puede ser uno de los gastos más caros que hay dependiendo de los países y la distancia.
  • Cuantas más coberturas tenga un seguro, normalmente será más caro. Si pensás que no necesitás nada relativo a la demora de vuelos, equipaje, cobertura de deportes de aventura, etc. quizá puedas obtener un seguro con un precio más adecuado.
  • Si estás viajando en países donde no te desenvuelves en su idioma local, te recomiendo que averigues si atienden en español ya que en caso de necesitarlo se podrán ocupar de todo, sin tener que molestarte en dar muchas más explicaciones en el hospital, o bien que tengan el servicio de poner un traductor.
  • Antes de contratar un seguro es necesario conocer las fechas en las que estarás viajando: el día de ida y el día de regreso. Si no sabés con exactitud qué día vas a volver, es mejor elegir un seguro que se pueda ampliar unos días más, ya que comprar otro seguro una vez iniciado el viaje puede ser un problema ya que no cubren las incidencias ocurridas antes de la contratación.
  • Independientemente de la compañía que contrates, siempre leé la letra pequeña y condiciones de cualquier contrato de seguro médico internacional.
  • Además de conocer lo que cubre la compañía y tu plan revisa una y otra vez lo que NO cubre.
  • No esperes mucho para comprar tu seguro de viaje.  Si comprás tu seguro cuando ya estás viajando, lo cual es posible, muchas compañías te piden que esperes 3 días (período de carencia) para que entre en efecto. Es decir si tenés un accidente en esos 3 días de viaje no estarás cubierto. Por eso es importante comprar tu seguro de viaje lo antes posible.
  • Aunque siempre tendemos a elegir los seguros de viaje más baratos, la decisión final de cuál elegir no debería ser solamente por el precio. En este caso vale la frase «Lo barato sale caro» Además de todos los factores mencionados anteriormente, es importante tener referencias sobre la compañía, hablar con otros viajeros, leer blogs de viajes y buscar en foros de viajeros y leer los comentarios de la gente que ya ha probado ese seguro.
  • Antes de contratar cualquier seguro de viaje, te recomiendo que investigues, busques varias opciones, compares y elijas la mejor opción para tu viaje. Lo esencial es sentirte respaldado por una empresa seria, con trayectoria y respaldo a nivel internacional, y que te den tanto a vos como a quienes se quedan en tu casa la tranquilidad necesaria durante tus viajes.
View this post on Instagram

¡La puta que vale la pena estar viva! Voy cayendo a doscientos kilómetros por hora y sonrío. Luego siento que el paracaídas se abre. Floto en el cielo. No sé a qué altura estoy. O sí, pero no lo puedo pensar en metros. Estoy arriba de las nubes. Tengo puesto un traje muy abrigado. En mi cabeza llevo un casco como el de la hormiga atómica y unas antiparras que me aprietan tanto que pareciera que los que van a salir volando son mis cachetes. Vuelo en posición horizontal, con los brazos a los costados y con los dedos de las manos bien extendidos. El viento fuerte ejerce tanta presión contra mi cuerpo que no me permite moverlos. Arriba mío tengo a un desconocido. De él –y de un arnés– depende mi vida. Está sonrosado por el frío y tiene las mejillas elásticas pero no sonríe. La adrenalina no parece perturbarlo. Quizás esté desmotivado como cualquier persona atada a su rutina. ¿Puede alguien acostumbrarse a un trabajo como éste? Vigoroso, él controla el paracaídas desde el salto hasta el aterrizaje y no parece intimidado por ese sacudón de libertad. Con su brazo derecho extendido y su mano izquierda cerca de mi mentón protegiéndome, sólo le falta la capa para ser de éste un vuelo digno de un superhéroe. Pero yo no lo miro. Ni a él ni a la cámara. Y tengo los ojos bien abiertos. Todo es celeste a mi alrededor. Disfruto de la inmensidad del cielo y de las nubes que parecen campos de algodón. Sonrío ansiosa por saber qué se siente al cruzar esas nubes. Voy hacia allá. Tirarme en paracaídas en Bay of Islands fue la locura más grande que hice en mis viajes y de la cual no me arrepiento para nada! Lo volvería hacer una y mil veces, la sonrisa lo dice todo, no? Recuerdo que no le conté nada a mi viejo antes por miedo a que se asustara (ya había sufrido un infarto) Cuando terminé le mandé esta foto por email y le dije: Aprendí a volar! ¿Y ustedes qué fue lo más loco que han hecho en sus viajes? ¿Se animarían a tirarse en paracaídas? 🛩️☁️☀️🌫️ . . . #picoftheday #nuevazelanda🇳🇿 #newzealand #oceania #viajar #travel #wanderlust #travelgram #instatravel #travelblogguer #girltraveler #travelwoman #mibitacoradeviajes #comuviajera #aventura #adventure #paracaidas #parachute

A post shared by Gilda Selis (@mibitacoradeviajesblog) on

¿Cómo encontrar un seguro de viaje bueno y barato?

Seguramente te preguntarás a esta altura qué asistencia de viaje contratar y cuál será la indicada para vos ya que hay muchas compañías y muy conocidas en el rubro. En lo personal utilizo un cotizador que compara todas las empresas juntas en un mismo sitio. Es muy fácil. Simplemente colocás tus datos del viaje (días, destino, edad tuya y la de los acompañantes) y te dará varias opciones para que compares. Incluso podés ver en la misma página las mejores promociones del mercado (muchas veces hay 2×1 o 40% de descuento). De esta manera todo el tiempo que nos va a llevar estudiar los pros y los contras de cada compañía, lo vamos a tener en un solo lugar y por supuesto, ahorramos tiempo.

Cómo encontrar un buen seguro de viaje
Cómo encontrar un buen seguro de viaje
  • En una misma web podés cotizar al mismo tiempo más de 20 compañías de renombre (Assist Card, Assisto, Universal Assistance, Europe Assistance, Coris) y vas a encontrar todas las promociones vigentes y todos los tipos diferentes de planes que ofrece cada empresa para que compares qué incluye cada una y sus precios y para que elijas según tu estilo de viaje y tu bolsillo. Hace años que lo vengo usando y la verdad que siempre me han resuelto los problemas.  Además de poder elegir entre distintas empresas, coberturas y precios, también podés pagar con facilidades (pagar en hasta 12 cuotas es una gran ventaja en Argentina!)  Una vez que te aparezcan todas las opciones podés comparar y analizar las prestaciones de cada uno y comprar el seguro que más te convenga en una sola web.

TIP:  Si usás el código de descuento MIBITACORA tenés un 10%OFF en la compra de la asistencia.

En resumen, hay que considerar el seguro de viaje como un aspecto imprescindible a tener en cuanto a la hora de emprender un viaje, al igual que lo son los vuelos o los hoteles. A veces no hay que ni pensar en lo peor que pueda pasarnos, sino saber que simplemente cualquier accidente tonto o inconveniente en un país extraño ya de por sí puede generarnos un dolor de cabeza y significar que nos opaque un viaje o que quedemos endeudados; algo que podemos prevenir y en cierta forma evitar contratando una Asistencia al Viajero que nos brinde confianza. ¡Después de leer este post y estos consejos espero que hayas aprendido cómo elegir un seguro que se ajuste a tus necesidades y estilo de viaje!

Post Relacionados

¡HACÉ CLICK ACÁ Y EMPEZÁ A ORGANIZAR TU VIAJE!

¡HACÉ CLICK ACÁ Y CONSEGUÍ LOS MEJORES DESCUENTOS PARA TU VIAJE!

¿Te gustaría seguir leyendo historias de viaje?
Te invito a conocer mi libro «En Movimiento, geografía interna de una chica que viaja de acá para allá».

 

 

¡Muchas gracias por leer el post! ¿Te gustó? ¿Te resultó útil? Me encantaría escuchar tus comentarios! Tu opinión puede servirnos a todos para organizar nuestros viajes.  Si te resultó útil, ¿me ayudarías difundiéndolo en tus redes sociales y compartiéndolo con tus amigos? :) 

¡SIGAMOS EN CONTACTO!
¡Seguime en Instagram, Facebook. Pinterest o Twitter donde también comparto mis viajes!

 

Si te gustó compartilo

Dejá tu comentario

¡Viajemos juntos!

Viajar a Brasil

Si te sirvió la información que encontraste en este blog y querés agradecerme simbólicamente

Invitame un café en cafecito.app
Invitame una cervezaInvitame una cerveza

¡Dale un Me Gusta y enterate de las novedades!

Post más leídos

Archivos

Este blog forma parte de

Este blog forma parte de