Tercera semana en Nueva Zelanda: recorriendo las playas del Norte

Tercera semana en Nueva Zelanda: recorriendo las playas del Norte

¿Si el blog estaba cerrado por vacaciones? Mmm…podría mentirles y decirles que sí, pero no.

¿Si voy a escribir sobre mi reciente viaje? (Viaje al norte argentino con tres amigos) Mmm…sería lo más lógico pero tampoco.
Les recuerdo (o les informo a los nuevos lectores) lo que una vez dije en la presentación del blog : “En este espacio intentaré plasmar en palabras y con fotografías, mis experiencias viajeras. Desarmar frente a ustedes mi mochila. Aclararé a mis lectores que ésta bitácora no será cronológica sino que contaré viajes recientes, buscaré en los rincones de mi cabeza aquellos memorables viajes pasados y por qué no planearé los próximos ”.

Recorriendo las playas del norte

Hace un año atrás, allá por enero del 2010, con Jose decidimos recorrer el norte de Nueva Zelanda en uno de nuestros fines de semana libres. Rodrigo, nuestro amigo de Quilmes, se sumó al viajecito lo que nos vino de maravillas ya que además de su agradable compañía se convirtió en el conductor asignado (Manejar del lado izquierdo y por rutas desconocidas, al principio, no es tarea fácil).

La noche anterior dormimos en el departamento de Ro que quedaba en la ciudad y a dos cuadras del Rent Car para salir bien tempranito. Cenamos los fideos de siempre, los “Zafarelli,” que creo que el nombre lo dice todo. Y acompañados de unas frías cervezas Tui (las más económicas) y de música bizarra planeamos el itinerario del otro día.

-Seguí por la 25 que ahora que se transforma en la 48, doblá la rotonda y de ahí cuatro kilómetros hasta Tutukaka. Pero la puta madre qué nombres más complicados: Kaiwara, Kawakawa, Ngunguru. No, Rooo, estás en el otro carril!!-grité fuerte.

Como este diálogo hubo muchos, sumado al detalle que cada dos segundos había que mirar el mapa de nuevo porque se nos olvidaban los nombres muy rápido. Aunque la policía nos paró dos veces por algunas infracciones, nada pasó a mayores. Acá (o sea, allá en NZ)“Don billetín” no existe pero parece que el chamuyo argentino funciona. De los paisajes recorridos en el camino no voy a comentar mucho; dicen que una imagen vale más que mil palabras. (Sí, frase muy pero muy trillada, ¿y qué?) Rescato los que más nos gustaron:
Langs Beach
17262_420953875231_631145231_10974091_5618731_n

Matapouri Beach

 

Rainbow Falls

Wangharei Falls

Después de pasar por Whangarei que es la ciudad más importante del norte de Nueva Zelanda, llegamos a un pequeño pueblo rural llamado Kerikeri que se dedica enteramente a la recolección de cítricos y kiwis. Ahí nos reencontramos con los argentinos del avión que habían conseguido trabajo y nos hospedamos con ellos en KeriCentral, un hostel cuyos dueños eran una pareja de neocelandeses de alrededor de 20 años. Collin, así se llamaba el chico, usaba casi siempre una visera de costado. Alto y con varias adicciones conservaba intacto el alma de un niño (travieso). Me acuerdo cómo se reía cuando engañaba a la gente con una pistola de juguete que daba electricidad.

Luego de la cena de noodles (figurita repetida) y tras una cerveza que me habían prometido fuimos a un bar donde hacían una fiesta latina. Mucho “Asereje” y Macarena” (y todas esas canciones de carnaval de las fiestas de 15 que si te la pasan en La Plata es porque en breve muere la noche). Pero a la distancia todo es diferente. Entre tanta música en inglés daba placer bailar ese ritmo con los compatriotas, que se yo…esas cosas que no se explican mucho, un no se qué (diría Panigassi) que te acerca a tu país.

nz

¡Párrafo aparte para Cape Reinga!

Aún nos quedaban un par de lugares más por conocer en el norte antes de emprender el regreso a Auckland. Con algunos argentinos y chilenos que también se sumaron pasamos por las playas que continuaban la línea de nombres maoríes graciosos. Paramos en la Península de Karikari donde la arena era blanca y tamizada como la harina (para mi gusto la mejor playa del país kiwi). Allá jugamos un partido mixto en el que mi equipo lamentablemente perdió.

Luego, fuimos al punto más al norte de la Isla Norte de Nueva Zelanda: Cape Reinga (a unos 450 km de Auckland). Para los maoríes, este lugar tiene un valor especial ya que la leyenda cuenta que desde allí parten los espíritus de los muertos hacia Hawaiki, donde llegaron los primeros maoríes a Nueva Zelanda.

A medida que íbamos subiendo, el rugir de las olas y el sonido del viento eran cada vez más intensos. Desde la altura se puede apreciar el encuentro turbulento entre las aguas del Mar de Tasmania y las del océano Pacífico. La vista del atardecer y el vibrar del agua al chocar las dos corrientes erizaba la piel. Una leve lluvia nos mojó pero al instante un arcoiris apareció detrás del faro y las gotas pasaron a segundo plano. Mientras disfrutaba de unos ricos mates y una excelente compañía, el sol brillante en poco tiempo desapareció en el azul profundo para aparecer al instante, renovado, del otro lado del charco. Amanecía allá lejos, en mi país. Cerré los ojos, sentí el viento fresco en la cara y a mis seres queridos cerca, muy cerca.

Meses después, cuando en una mañana primaveral alguien me dijo para un feo momento “Pensá en tu lugar feliz”, Cape Reinga apareció en mi mente.

viajar

Bar de Hielo: Minus 5

Nuestra tercera semana terminó con la despedida de Rodrigo que se volvió al norte con los argentinos y chilenos donde había más probabilidades de conseguir trabajo. Pero antes hicimos otro “Must do it”: El bar de hielo. Sí, ese que fue Marley. En el “Minus 5” todo es de hielo: los vasos, la barra, las esculturas y el sillón.
La joda loca, tragos riquísimos y regalados, la música a todo volumen y una cantidad de gente terrible (era lo que pensábamos, pero no, nada de eso). Sólo una entrada de 30 kiwis (eso dolió), música electrónica, un trago asqueroso y nosotros tres con el barman (que por suerte no era de hielo!). Un frío intenso, tanto que no se soportaba aún con el traje térmico y por eso decidimos irnos de recorrida por otros bares.
Eso sí, lo bueno es que ahí nunca iba a faltar el hielo para el fernet.


Si querés ver la galería de fotos de la Isla Norte hacé click acá

Si querés leer más relatos sobre Nueva Zelanda hacé click acá

¿SERÁ VERDAD?

En este viaje será verdad qué…

  • Alguien dijo que entraba sin pasaporte a los bares y al final no pudo entrar a ninguno?
  • A alguien no lo dejaban manejar tranquilo?
  • Alguien tenía mucho miedo en la avioneta?
  • Alguien en vez de nadar con los delfines tuvo que rescatar a un hombre que se ahogaba y después correr a los delfines?
  • Alguien se quedó con las ganas de ir a Cape Reinga?
  • Alguien jodía con ir a todas las cataratas?
  • Alguien casi se cae a las cataratas?
  • Alguien se cagó de frío en el bar de hielo?
  • Vieron a la Trunchatoro de Matilda comiendo un pancho?
  • Los pájaros kiwis son sólo un mito?

Si querés buscar vuelos a Auckland hacé click acá

¡Muchas gracias por leer el post! ¿Te gustó? ¿Te resultó útil? Me encantaría escuchar tus comentarios! Tu opinión puede servirnos a todos para organizar nuestros viajes.  Si te resultó útil, ¿me ayudarías difundiéndolo en tus redes sociales y compartiéndolo con tus amigos? :) 

Seguime por InstagramFacebook o Twitter donde subo las fotos de mis viajes.

Aclaración: El post que acabás de leer tiene “enlaces de afiliados”. ¿Qué significa esto? Que a vos no te genera ningún cargo extra (vas a pagar el mismo precio que en la página directamente) pero si reservás mediante estos enlaces me ayudás a seguir viajando y seguir manteniendo este blog. Y por las dudas aclaro que todo lo que recomiendo es siempre basado en mi experiencia. ¡Gracias por confiar y por tu apoyo! :)

Si te gustó compartilo
3 Comentarios
Anonymous dice:

Muy bueno Gil, como siempre, en especial la parte de Skydiving. Me compenetré con la situación y compartiendo tus sensaciones. Besos!!!

Gallay

Violeta dice:

La verdad que viendo todas las fotos y viendo el relato tmabien me dan unas ganas de viajar!!!
Estoy viendo si cuando finaliza el alquiler del departamento en Buenos Aires en donde vivo actualmente si me tomo un tiempo para hacer turismo antes de instalarme en otro lugar…
alguna recomendacion para empezar a planificar el viaje?

[…] Tercera semana en Nueva Zelanda: recorriendo las playas del Norte […]

Dejá tu comentario

Novedades

En este momento estoy en Argentina escribiendo mi primer libro. Próximo Viaje: Vietnam, Camboya y Tailandia.

¡Las fotos de mis viajes en Instagram!

¡Dale un Me Gusta y enterate de las novedades!

¿Buscás alojamiento? ¡Reservá por acá y me ayudás a viajar!

¿Buscás alojamiento? ¡Reservá por acá y me ayudás a viajar!

Conseguí un hospedaje alternativo con U$S 40 de crédito de regalo para tu primera reserva.

¿Necesitás un seguro de viaje?

¿Necesitás un seguro de viaje?

¡Compará entre cientos de planes de las principales empresas y contratá el seguro ideal para tu próximo viaje!
Con el código de descuento tenés un 10%OFF en la compra de la asistencia.
Recordá que si estás por viajar a Europa, el seguro es obligatorio y como mínimo debés llevar una cobertura de € 30.000.

Este blog forma parte de

Este blog forma parte de

Archivos